Pilar Lahuerta, presidenta de Red Madre Aragón: “El voluntariado es el alma de toda asociación”

Pilar Lahuerta y Ana Mecereyes son presidenta y vicepresidenta, respectivamente, de la asociación Red Madre en Aragón. Nunca pensaron que se dedicarían al voluntariado, pero si lo hacían, sería para ayudar a mujeres embarazadas con dificultades. Desde siempre han visto una carencia de apoyo a la maternidad en la sociedad. Nos atienden en su sede de Zaragoza paracontarnos el acompañamiento que proporcionan a estas futuras mamás.

Pregunta. ¿Cuáles son los objetivos de Red Madre?

P. L. Red madre surgió porque en la sociedad se vio que había una carencia muy grande de apoyo a la maternidad y a la mujer embarazada. Se estaba apoyando a todas las mujeres que por un imprevisto o por una situación dramática en un momento puntual se encontraban en una dificultad para poder llevar un embarazo adelante y querían abortar. En ese sentido hay mucho apoyo, el tema del aborto está muy fácil hoy en día. Sin embargo para las que quieren seguir adelante, que cuando les apoyas quieren ser la mayoría, no hay ayudas, ni por parte del gobierno. Esta asociación suple esa carencia.

A. M. El embarazo en principio puede venir con preocupación y con dificultad. Nunca decimos no deseados, son imprevistos. Al final, la gran mayoría están contentas y deseando tener ese niño. Lo que pasa es que en muchos casos les llega en unas circunstancias en las que ellas no lo esperaban: son demasiado jóvenes, pueden perder el trabajo… Red madre surge para apoyarlas. Hemos comprobado que 9 de cada 10 siguen adelante. Es una ayuda muy pequeña la que se les da, un acompañamiento directo, y con ese poquito ellas siguen con su embarazo.

P. ¿Cuál es el proceso desde que una mujer embarazada llega a la asociación?

P. L. Desde el minuto uno, se les asigna una voluntaria, que será su acompañante en todo el camino. Sobre todo es su compañía personal y apoyo. Además también se les asesora en temas jurídicos, psicológicos, o en todo lo que necesiten: comida, ropa, alojamiento… Se les pone en contacto con un ginecólogo. Los partos suelen ser en la seguridad social, pero incluso la acompañante está con ellas porque se encuentran solas en muchos casos.

P. ¿Cuál es el perfil de las mujeres que acuden a la asociación?

A. M. Hemos tenido de todo. Desde mujeres de edades más jovencitas, los catorce o quince años, hasta incluso de cuarenta, pues porque por ejemplo les viene a una edad que no esperaban. La gran mayoría tienen en común que les ha venido de sorpresa. Tiene dudas: que no les viene bien, que ahora tienen trabajo, que no saben si les echaran de casa, que no sabe si las parejas o sus padres lo aceptaran… Yo recalco la idea de que al principio aquí todas ellas vienen con una sensación de angustia pero luego se transforma en alegría, en felicidad y en fuerza por ese hijo. Muchas de ellas lo dicen, que lo tienen muy difícil pero les recompensa haber dado a luz a ese hijo.

P. ¿España país difícil para sacar adelante a un hijo? ¿Existen muchas ayudas públicas?

P. L. Prácticamente ninguna. Ayudas públicas muy pocas. Una vez que han nacido ya es distinto, hay ayudas a las madres solteras o a las familias. Lo que no hay son ayudas a las mujeres que están embarazadas y se plantean seguir adelante con ese embarazo y que tienen alguna dificultad: porque pierden el trabajo, porque las echan de casa… ese tipo de situaciones son las que no están cubiertas. Se prometió que iba a haber una ley de apoyo a la maternidad, pero nada. Con lo cual se ve que el apoyo a la maternidad como tal no está cubierto. Pero Red Madre esta para ello,  junto con otras asociaciones de voluntariado, pero publicas u oficiales no. Nuestro lema es nunca estarás sola.

16
Pilar Lahuerta durante la jornada “Voluntariado: el arte de pasar a la acción” celebrada en el Patio de la Infanta y organizada por la Universidad San Jorge el 16 de diciembre.

P. Además de a la madre embarazada, ¿a qué otras personas proporciona su ayuda Red Madre?

A. M. También ayudamos a mujeres que tienen su pareja estable, en las que el hombre también está asustado. Otra línea de actuación es la ayuda psicológica a madres que han abortado. Se intenta evitar que la madre aborte, en Red Madre apoyamos la vida. Pero si necesita ese apoyo, se lo proporcionamos.

P. ¿Qué opináis de la labor del voluntario hoy en día?

P. L. Es vital. Es el alma de casi todas las asociaciones. Gracias a que existen personas así las asociaciones pueden salir adelante. En nuestro caso no contamos con ninguna ayuda ni subvención. Vivimos de donaciones de personas anónimas o nuestros socios y de nuestra fundación.

A. M. Esta pregunta la veo muy interesante. Estamos saliendo de una crisis, pero aún así hay gente que ha optado por el voluntariado. Es un valor añadido a la formación que pueda recibir cada uno. El tema del voluntariado es algo hace unos años no se plantaba y ahora desde edades muy tempranas ya comienzan a participar con su tiempo.

P. Esta claro que vosotras, con vuestra dedicación, construis Red Madre, ¿pero que os ha aportado Red Madre a vosotras?

A. M. A mí, personalmente, mucho. Mis circunstancias de vida han sido fáciles, entonces te das cuenta que no todos estamos en la misma situación. Los entornos de estás madres son tan diferentes, tan hostiles, que te das cuenta que son unas verdaderas luchadoras, con una fuerza increíble. Yo necesito estar en contacto con ellas porque también me dan fuerza a mí.

P. L. Cuando ves, conforme van naciendo, lo felices y agradecidas que están las madres, piensas: con eso ya estoy pagada. En Red Madre se hace un voluntariado muy diverso: de acompañamiento, de recogida de alimentos… Pero al final te quedas con la sensación de que has ayudado a una madre. Al final ellas se ofrecen para dar su testimonio, y a su vez colaborar con él.

11
En la jornada, Pilar participó en la mesa redonda «Organizaciones solidarias: experiencias» junto con asociaciones con ADAMPI o BOKATAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *