Lidia Nicuesa, psicopedagoga de CANEM: «El motivo principal por el que retiramos perros es por maltrato»

Lidia Nicuesa ocupa actualmente el cargo de psicopedagoga de CANEM, fundación de perros de alerta médica. Cuando tenía 5 años le diagnosticaron diabetes de tipo 1. Ya con 17 años conoció a CANEM y comenzó su vinculación como voluntaria. Actualmente ayuda a personas diabéticas a mejorar su calidad de vida.

CANEM lleva en funcionamiento desde 2013. Fotografía cedida por Lidia Nicuesa
CANEM lleva en funcionamiento desde 2013. Fotografía cedida por Lidia Nicuesa

¿Quién es Lidia y como acaba uniéndose a CANEM?

Llegué a CANEM como usuaria, tengo diabetes tipo 1 desde los 5 años y cuando tenia 17 años, buscaba tener un poco más de independencia respecto a la enfermedad. Investigué en todas las alternativas que tenía a mi alcance, una de ellas era la tecnología, busqué algo que se anticipara un poco a mi enfermedad y que me diera unos minutos para poder reaccionar cuando esté sola. Entonces vi a Paco (jefe de CANEM) en un reportaje en Aragón TV, quien hacía un llamamiento a aquellas personas de Zaragoza que tuviesen diabetes para que se unieran a su proyecto. Me pasé por allí una tarde, ya que vivía cerca y comenzamos el proceso. Paco seleccionó una perrita para mi, Cini, y comenzamos a adiestrarla. En los primeros 3-4 meses ya tuvimos los primeros resultados, dio sus primeras alertas, pero nos dimos cuenta de que algo fallaba. A nivel de adiestramiento estaba claro que se podía hacer, ya que Paco tenía un gran recorrido como guía canino de explosivos en el ejercito, pero si queríamos generalizar esta ayuda para otras familias nos haría falta un apoyo, un soporte que nos permitiera explicarles a las familias como tratar al perro y como convivir con él. Yo fui quien realizó esa tarea y así entré a formar parte del equipo de CANEM. Empecé de voluntaria, después como asesora de diabetes, tras terminar magisterio y estudiar psicopedagogía y mediación familiar me convertí en lo que soy ahora, psicopedagoga y encargada del departamento de familias y asesoramiento.

– Porque… fuiste la primera persona en Aragón en tener un perro de alerta médica, ¿no?

 Sí, todo fue fruto de la prueba. Lo que hicimos con Cini fue probar que era posible, probar que el perro en la familia funcionase bien y probar un protocolo. Qué pasaba cuando generalizabas ese trabajo, qué pasaba cuando un perro lo preparaba un profesional y qué pasaba cuando lo manejaba un usuario como fui yo (ya que Cini fue mi primer perro). También fue el primer perro de los 125 que hemos entregado ahora mismo.

– He visto en vuestra página web que han nacido dos camadas de perros nueva, ¿será suficiente para todo el año? 

Han nacido un total de 11 perros, pero entregaremos un total de 21 en esta promoción. La verdad que se ha visto afectada por la pandemia que sufrimos de COVID-19, ya que tuvimos que retrasar esta entrega. La entrega estaba programada para mediados de mayo y hemos tenido que retrasarla hasta mediados de junio y hacerla de manera online. La formación será a través de videoconferencias, ya que hemos querido seguir preparando a los perros. Por lo tanto, estos perros serán suficientes. Queremos estar más cerca de los 30 que de los 20, pero entre la falta de financiación, la falta de tiempo para trabajar con los perros y el tener que adaptarnos a horarios de las familias de tutela y a las entregas online, pensamos que 21 perros es una buena cifra.

– ¿Cómo afecta a CANEM la pandemia conocida como COVID-19?

– ¿Cómo recogen los usuarios a los perros?

Me comentaste que solamente trabajabais con perros de raza Jack Russell Terrier debido a todas sus ventajas como su salud o su tamaño, ¿tenéis pensado en un futuro trabajar con otras razas? ¿Por qué?

Hemos trabajado con muchísimas razas y los resultados que obtuvimos solamente hicieron que nos focalizáramos en Jack Russell Terrier, no nos planteamos abrir las líneas de las razas porque probamos con muchas. Trabajamos con labradores, con «perros de agua» con mestizos de protectora, infinitos… El Jack Russell Terrier es la única raza de perros que valen con garantías, ya que no nos podemos permitir contar con 9 o 10 perros para sacar solamente un par de proyectos, necesitamos que, de esos 10 perros, salgan 10 perros preparados

– En 2018 pudisteis preparar hasta 31 perros, ¿por qué concretamente ese año tuvo números tan altos?

 

– ¿Ha habido algún caso en el que hayáis tenido que quitar un perro a una familia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *