Luz verde al proyecto de reconversión del centro social de San Mateo en residencia de discapacidad

El centro social de San Mateo, que hasta ahora acogía a personas mayores, se adaptará para el uso y disfrute de personas con discapacidad. La inversión que el Ayuntamiento de la localidad zaragozana llevará a cabo pretende cubrir la demanda de un lugar donde las personas con discapacidad puedan disfrutar de un espacio adaptado a sus necesidades. Las asociaciones de mayores, hasta ahora ocupantes del centro social, serán reubicadas en las antiguas escuelas de San Mateo, logrando así la integración de ambos colectivos.

El centro social, inaugurado entre 2008 y 2009, fue construido con el objetivo de acoger estancias temporales y funcionar como centro de día. Sin embargo, este objetivo no llegó a verse cumplido, por lo que se destinó al uso y disfrute de las asociaciones de mujeres y de la tercera edad. El Ayuntamiento de San Mateo verá satisfecha la inversión que hizo para la construcción de este espacio con la adaptación del mismo para diferentes colectivos. Esta medida cubre las necesidades tanto de los que hasta ahora disfrutan del espacio como del colectivo de discapacitados, cuyo elevado número demandaba un recurso asistencial como este.

Esta medida fue aprobada por el consistorio entre 2018 y 2019, y la remodelación del espacio se ha hecho efectiva recientemente. El centro, antes de poder acoger a sus nuevos inquilinos, deberá ser adaptado acorde a las normas que rigen este tipo de instalaciones asistenciales. Estas reformas serán financiadas, en parte, con el plan Plus de 2019 de la DPZ, siendo el objetivo de las mismas sufragar algunos de los problemas con los que contaba el centro de ya casi 12 años de edad.

José Manuel González (PSOE), al frente del Ayuntamiento de San Mateo de Gállego, recuerda la importancia de destinar espacios a todos aquellos colectivos que lo necesitan. El alcalde alude al gran número de discapacitados psíquicos que hay en la localidad zaragozana. La Fundación de Servicios Sociales de San Mateo, que ya gestiona una residencia de la tercera edad, una de discapacidad psíquica y un centro ocupacional, demandaba la urgencia de habilitar nuevos espacios que pudieran cubrir las necesidades de los diferentes colectivos.

Esta nueva construcción tratará de cubrir la demanda existente de personas con discapacidad psíquica, tanto en San Mateo como en las localidades de alrededor. Las 20 plazas de residencia ofertadas hasta ahora aumentarán con el objetivo de reducir una notable lista de espera, pudiendo así garantizar estancias, o bien diurnas o bien continuas, de personas con discapacidad psíquica.

Las obras ya son una realidad en el centro social de San Mateo de Gállego.
Fotógrafa: Cecilia Policart